¿Por qué el plato de ducha de resina es el producto de baño más seguro?

Plato de ducha de resina semicircular Duero en color crema instalado en un cuarto de baño

A la hora de elegir un producto de ducha tenemos en cuenta muchos factores: tamaño, comodidad, diseño, encaje con el resto del mobiliario… Pero quizás uno de los elementos menos valorados es el factor seguridad, cuando es algo imprescindible. En especial si tenemos en cuenta que las caídas por resbalón en la ducha son una de las principales causas de accidente doméstico no solo en nuestro país, si no en prácticamente todo el mundo.

Son varios los estudios que recogen estadísticas al respecto del peligro de las caídas en el baño. Como por ejemplo el del Centro de Prevención para el Control de Enfermedades de Estados Unidos, que cifró en 234.000 los adultos mayores de 30 años que visitan cada año los hospitales por una caída en el baño. Estas caídas se producen especialmente en la tercera edad, como refleja un estudio que realizó la empresa Mundoabuelo en nuestro país, que cifra en un 66% las caídas en el baño como los accidentes más frecuentes que sufren las personas en esta franja de edad.

El plato de ducha de resina se posiciona como uno de los productos más adecuados para reducir al mínimo el riesgo de sufrir este tipo de accidentes. Si quieres saber los motivos ¡Sigue leyendo!

Antideslizante y extraplano, el producto de ducha más seguro

El plato de ducha de resina tiene unas propiedades únicas con respecto al resto de opciones para el suelo de ducha que lo sitúan como la opción más segura del mercado.

En primer lugar, es extraplano. El plato de ducha de resina, una vez instalado, se sitúa prácticamente a ras de suelo. Eso significa que su acceso no supone ninguna dificultad añadida a diferencia de otras opciones ducha. La bañera, por ejemplo, puede rondar los 50 centímetros de altura, y los platos cerámicos y acrílicos, sin ser tan altos, están entre los 5 y los 10 centímetros. Esto supone un hándicap cuando tenemos que acceder a ellos, sobre todo para personas de movilidad reducida, un riesgo extra a la hora de darse una ducha que desparece con el plato de resina.

Pero el punto fuerte que convierte el plato de ducha de resina en el producto de baño más seguro es su nivel antideslizante. Un plato de resina de calidad, como los de la gama de Crocket, ofrece un nivel de antideslizamiento C3, el más elevado que puede encontrarse en el mercado. Los productos cerámicos, como las bañeras y los platos de ducha de este material, no tienen ninguna resistencia al deslizamiento. Y los platos acrílicos resbalan menos que los cerámicos, pero su índice de resistencia al deslizamiento está muy lejos de ser el óptimo. Solo con el plato de resina nos aseguramos de que no existe la posibilidad de un mal resbalón mientras nos duchamos.

En definitiva, el plato de ducha de resina es el producto de baño más seguro. Un valor a prueba de fallos si queremos ahorrarnos algún desagradable incidente cuando accedemos o estamos dentro de nuestra ducha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *